Institucional

Inicio Noticias De interés general Nominan a la jueza Rossetti para el Premio al Mérito Judicial
Nominan a la jueza Rossetti para el Premio al Mérito Judicial PDF Imprimir Correo electrónico
De interés general

rossetti1

El Superior Tribunal de Justicia resolvió nominar a la jueza Elvira Rossetti para el Premio Iberoamericano al Mérito Judicial, que otorga anualmente la Comisión Iberoamericana de Ética Judicial (CIEJ). Hoy viernes fue el último día de ella en el Poder Judicial de La Pampa después de prestar servicios durante 49 años, adonde llegó a ocupar el cargo de ministra del STJ durante una década.

La mencionada distinción se otorga al juez iberoamericano que, a lo largo de su trayectoria y desempeño en la impartición de justicia, se haya distinguido por acreditar de manera excelente las exigencias establecidas en el Código Iberoamericano de Ética Judicial. Cada país que integra el organismo puede presentar un candidato, por lo que previamente –y en caso de que haya más de uno–, debe realizarse una preselección nacional.

Rossetti, a raíz de su alejamiento, fue recibida el miércoles por el presidente del STJ, Hugo Oscar Díaz, y los otros cuatro ministros que integran el cuerpo, Elena Victoria Fresco, Eduardo Fernández Mendía, José Roberto Sappa y Fabricio Luis Losi. Del encuentro también participó el juez de audiencia sustituto, Miguel Angel Gavazza.

Rossetti inició su carrera en el Poder Judicial provincial, como secretaria, primero correccional y luego de Cámara, el 15 de julio de 1968. Seis años después fue designada jueza de instrucción. En 1976 la ascendieron a fiscala de Cámara y posteriormente llegó a ser camarista. El 30 de enero de 1984 fue nombrada ministra del STJ y allí se mantuvo hasta el 31 de enero de 1994, cuando por un decreto del Poder Ejecutivo se le aceptó la renuncia.

Su vocación de servicio la llevó a presentarse a fines de la década del ’90 cuando el Poder Judicial convocó a volver a la actividad a magistrados y funcionarios jubilados. Así, el 4 de febrero de 1998 asumió como magistrada interina. Desde ese momento hasta hoy continuó en funciones.

El 22 de agosto de 2001, por la ley original de sustitución, fue nombrada jueza sustituta –en lugar de interina–, ejerciendo el cargo en las Cámaras en lo Criminal 1 y 2 y últimamente en la Audiencia de Juicio. Toda su carrera la ejerció en la Primera Circunscripción Judicial.

La renuncia ahora es definitiva porque las últimas modificaciones a la Ley Orgánica del Poder Judicial impiden a los magistrados jubilados, que conservan el estado judicial, ser designados en cargos de menor jerarquía que aquél en el que se jubilaron. Rossetti al jubilarse ejercía el cargo de ministra del Superior Tribunal de Justicia.