Institucional

Inicio Noticias De interés general Cierre del quinto año del programa "La Justicia va a la escuela"
Cierre del quinto año del programa "La Justicia va a la escuela" PDF Imprimir Correo electrónico
De interés general

simulacro_santa_rosa2

Con un simulacro de juicio oral y público, realizado por tres colegios secundarios de Santa Rosa, Doblas y Lonquimay en la Cámara en lo Criminal 1, concluyeron las actividades anuales del programa nacional “La Justicia va a la escuela”, que promueve el Superior Tribunal de Justicia por intermedio del Centro de Capacitación Judicial, y que en el país organizan la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional y la Asociación Conciencia. Estuvieron presentes los ministros del STJ, Eduardo Fernández Mendía, Hugo Oscar Díaz y José Roberto Sappa.

Los alumnos participantes fueron de quinto año de las escuelas Licenciada Mabel Peralbo, de Santa Rosa, e Instituto José Manuel Estrada, de Doblas, y de sexto del Instituto Nery Rubio, de Lonquimay. La presentación estuvo a cargo del responsable

Durante el juicio se debatió un caso real de homicidio y lesiones cuando un automovilista alcoholizado colisionó a una moto, que llevaba un carro casero a tiro y en la que iban dos personas, en la ruta nacional 5, en cercanías del frigorífico Carnes Pampeanas.

Durante el quinto año consecutivo que el programa se desarrolla en La Pampa, por primera vez hubo dos simulacros. La semana pasada en General Pico, y ahora en Santa Rosa. La causa original terminó con una condena contra el automovilista en un juicio abreviado; en los simulacros se dictó la absolución del imputado en General Pico y hoy la condena a tres años de prisión en suspenso por considerarlo autor de los delitos de homicidio y lesiones.

Por el Colegio Peralbo intervinieron en el debate los alumnos Melanie Bhon, Martina Sánchez, Micaela Puerta y Mariela Onandía, por la fiscalía y la querella; Matías Ríos, como víctima (fue quien sufrió las lesiones); y Ludmila Lizarralde, Tomás Castaño, Leonela Olivera y Valentín Abaca, como testigos y peritos. Ellos estuvieron acompañados por la profesora Vanesa Pinardi Legaz.

Por el Instituto Estrada participaron Enzo Coller (imputado), Carolina San Martín y Juliana Tuñón (defensoras) y María Pía Sanfenrreider, Antonella Reinoso y Candela Monsalvo (testigos y perito); más la docente Verónica Bravo, y por el Instituto Rubio, María de las Mercedes Andino, Nicolás Becerra y Quequena Gancedo, en el rol de jueces, y las docentes Ivana Carnicelli y Mariana Bajo.

Con ellos colaboraron la jueza de control, María Florencia Maza, la fiscala María Cecilia Molinari y la defensora oficial María Silvina Blanco Gómez. Además durante el año también había cooperado la jueza Anahí Brarda.

El programa apunta a que los jóvenes –ejerciendo los cargos de jueces, fiscales, defensores, querellantes, etc.– tomen conciencia de su rol activo en la construcción social del valor justicia; logren formarse una imagen más cercana a la realidad del Poder Judicial; conozcan los mecanismos de toma de decisiones de los magistrados y funcionarios judiciales; y logren acentuar su confianza en el sistema de administración de justicia.